3 de octubre de 1711: El obispo D. Francisco Zapata Vera Morales solicita que jesuitas vengan a Zamora para formar a los futuros sacerdotes.

27 de julio de 1716: El obispo confirma la cesión del párroco de San Andrés y Santa Eulalia de la iglesia de San Andrés a los jesuitas.

1 de marzo de 1719: Comienzan las obras de construcción del Seminario, bajo la dirección del maestro José de Barcia, vecino de Zamora, que asiste “a toda la obra sin querer llevar cosa alguna por su trabajo”. Se acarrean materiales: piedra (de las canteras de Cantabrana, por encima de San Lázaro, Pasos, de la Rosa, Peñausende y Fuentelcarnero), teja y ladrillo (El Perdigón y Olivares), pizarra (Cañal de Guerra y monte de San Julián).

14 de enero de 1720: Fallecimiento del obispo D. Francisco Zapata Vera y Morales (1703-1720).

Octubre de 1721: Finalizadas las obras de acondicionamiento, los jesuitas colocan el sagrario en San Andrés con toda solemnidad.

Funciona la casa de ejercitantes y seminario de ordenandos con el nombre de Colegio de San Andrés.

1723: Se empiedra la plaza del Seminario.

4 de enero de 1727: Fallecimiento del obispo D. José Gabriel Zapata Vera y Morales (1720-1727).

1729 y ss: Se realiza el sepulcro de los fundadores en la iglesia de San Andrés.

1733-1737: Se deshace la torre antigua de la iglesia de San Andrés y se hacen los tres cuerpos de la torre actual, ajustada con el maestro de obras Bentura Vicente.

2 de abril de 1767: Real Pragmática de Carlos III expulsando a los jesuitas de España.

 

25 de agosto de 1769: Real Cédula de Carlos III en la que se aplica para futuro Seminario Conciliar el antiguo Colegio de la Compañía, obligando a que se pongan las armas reales o de S.M. sobre las puertas.

5 de octubre de 1797: El obispo D. Ramón Falcón de Salcedo (1794-1803) inaugura solemnemente el Seminario Conciliar bajo el patrocinio de San Atilano.

27 de abril de 1798: Real Cédula por la que se incorporan los estudios del Seminario a la Universidad de Salamanca.

1799: D. Ramón Falcón de Salcedo promulga las constituciones del Seminario, aprobadas por el Consejo de Castilla.

1809: Se interrumpe el curso del Seminario debido a la invasión francesa y un años después los franceses ocupan el edificio para almacenes, cuartel y hospital y dejan “desde aquel momento a todos en el triste desconsuelo de verle desierto, ollado, saqueado, privándoles hasta de la esperanza de proseguir algún día”.

Curso 1818-1819: Se repara el piso alto para acoger mayor número de alumnos.

1916: Se coloca una placa de bronce en la fachada principal del Seminario en homenaje al ilustre físico e inventor, constructor de la máquina electrostática “La Centella”, D. Eugenio Cuadrado Benéitez (1855-1915), presbítero y antiguo catedrático de Física y Química del Seminario.

1922-1923. El obispo D. Antonio Alvaro y Ballano (1914-1927) realiza una importante reforma y ampliación en el Seminario a cargo del maestro de obras D. Francisco Nieto, bajo la dirección del Arquitecto municipal D. Gregorio Arribas. Entre estas obras de mejora se llevó a cabo la construcción completamente nueva del tercer piso.

Agosto de 1947- enero de 1948: Se realizan obras de reforma y ampliación del Seminario con la construcción del nuevo pabellón de la Cuesta del Piñedo bajo la dirección del arquitecto diocesano D. Enrique Crespo Álvarez.

Entre los años 2001 y 2008 tuvo lugar la rehabilitación integral del edificio.